Terroirs. Nuestros Viñedos.

En la Gama Cornelio

Todo nace de nuestras cepas viejas localizadas en Rioja Alta, en la Milla de Oro situado entre San Vicente de la Sonsierra, Briones y San Asensio, cultivadas respetando al máximo posible el ecosistema para conseguir el mejor fruto y siguiendo en lo posible los principios de Agricultura Ecológica que aportan parámetros diferenciales a la Agricultura Tradicional.

Se trabajan las variedades autóctonas más representativas de Rioja: Tempranillo y Garnacha para tinto y rosado y Viura para nuestros caldos blancos.

Las viñas referenciadas son las más importantes de las 28 parcelas que representan nuestro viñedo. Están plantadas en vaso y ocupan una superficie aproximada de 30 Ha.

cepas viejas

Santa Tornea

Cara al Sol bajo las faldas del Monte Toloño, en plena Sierra Cantabria, a 590 metros de altitud, nos encontramos con esta finca de viñedo de excepcional calidad que soporta el pobre aporte que le da el terreno, con roca madre a menos de 40 cms de la superficie. La producción media anual es de 2500-3000 Kg/ Ha, lo que, unido a sus cepas viejas, plantadas en el año 1960 en San Vicente de la Sonsierra, proporcionan unas uvas de la variedad Viura, con un color oro puro, de las que se obtiene un aromático y suave caldo blanco.
Todo esto se ve reflejado en los vinos que obtenemos de esta pieza, premiándolos recurrentemente en todos los certámenes.

Campos Salvos

De este paraje obtenemos nuestros racimos de Tempranillo con su máxima expresión. En San Asensio podemos encontrar estos viñedos  en una terraza a 560 metros de altitud, con un terreno arcillo calcáreo, con exposición este – oeste. Esta finca cuenta con cantos rodados que actúan como braseros en la época de maduración.

Pasión

Las Canteras

En este paraje, localizado en Briones, nos encontramos una viña de cepas viejas, plantadas en el año 1970, en unas tierras arcillo calcáreas a una altitud de 600 metros. La exposición este de la finca se traduce en vinos frescos, con acidez equilibrada y con el carácter de untuosidad de los viñedos viejos propio de la uva Tempranillo.

El Pozo

En Briones encontramos uno de los viñedos más antiguos, con unas cepas muy viejas plantadas en el año 1950. Se trata de una parcela pequeña, a 580 metros. de altitud, con orientación al este.  De la suma del terreno arcillo calcáreo fértil, y de los cuidados que le damos, obtenemos unos racimos de la variedad Tempranillo con una gran concentración de aromas y sabores.

Santa María

A una altitud de 530 metros en San Vicente de la Sonsierra nos encontramos con unas viñas plantadas en el año 1955, en unos suelos arcillo calcáreos que nos ofrecen frutos de la variedad Tempranillo. Se trata de uvas de maduración tardía, pero con unos racimos muy sanos, consecuencia del cierzo de Sierra Cantabria y de la orientación norte – sur de las cepas.

Encima del Ojo

Viñedo de tempranillo plantado con anterioridad al año 1970 a una altitud de 580 metros. La edad del viñedo hace que se autorregule por sí mismo, lo que ayuda a que la uva de la variedad Tempranillo pueda madurar correctamente y aporte vinos con un magnífico equilibrio y volumen en boca; además, cuenta con una gran carga polifenólica. Este terruño está situado en Briones, en un terreno arcillo calcáreo con una orientación este – oeste.

Mindiarte

Tierras arcillo calcáreas, equilibradas, con una perfecta ventilación propiciada por una orientación norte – sur. Viñas de la variedad Tempranillo, en San Vicente de la Sonsierra. El viñedo se encuentra a una altitud de 570 metrosobteniéndose uvas de muy buena calidad con una excelente maduración.

La Rad

Viña plantada a una altitud de 540 metros en el término municipal de San Vicente de la Sonsierra. El terreno arcillo calcáreo que nos ofrece unas  bayas, de la variedad tempranillo, pequeñas, pero de gran concentración polifenólica. La plantación tiene una orientación de norte – sur. Esta exposición se ve reflejada en los vinos ya que tienen un mayor aporte de untuosidad y volumen.

Las Huérfanas

Cercana a las terrazas del valle del Ebro, en el término de San Asensio, se encuentra esta viña plantada en el año 1965, a 490 metros de altitud, con exposición este y un terruño mateado por arcilla y arenas lixiviadas. En ella podemos ver dos variedades: Tempranillo y Viura, plantadas al 50%, en donde se producen uvas de grano pequeño, muy concentradas, de gran untuosidad y acidez equilibrada.

La Liende

A 480 metros del nivel del mar, en San Vicente de la Sonsierra está ubicada esta finca, en donde encontramos la variedad Tempranillo. El terreno arcillo calcáreo de cantos rodados junto a la orientación norte – sur, hace que la uva tenga una maduración temprana y tenga una alta graduación.

Mapa Ubicación Bodegas (web)

En la Gama Vega Vella

En su totalidad certificada según la normativa europea de agricultura ecológica – la variedad Tempranillo domina nuestras plantaciones, en las que también contamos con otras variedades autóctonas como Graciano, Garnacha y Maturana Tinta, imprescindibles para elaborar nuestros tintos y dotarlos de su marcada personalidad.

Para la elaboración de los blancos contamos con las variedades Sauvignon Blanc y Garnacha Blanca que, junto con las variedades tintas, conviven armónicamente con el monte bajo.

Los viñedos, enclavados a una altitud media de 400 metros en la vega norte del rio Ebro -en la subregión de Rioja Oriental-, disfrutan de un microclima privilegiado, ideal para el cultivo de la uva, con inviernos fríos y secos, y cálidos veranos.

La perfecta aireación de nuestros viñedos gracias al viento predominante del noroeste, el “cierzo”, junto con una pluviometría poco abundante, aportan a nuestros viñedos una aptitud ideal para su cultivo ecológico.

La composición del terreno, de origen calcáreo mezclado con canto rodado, otorga riqueza y aireación al suelo. Es predominante el franco arenoso, con presencia de yesos. Todo esto, unido a la orientación al noroeste -sureste citada anteriormente, confieren a nuestros viñedos una perfecta exposición y aireación para su correcta maduración. Algunas cepas, con más de 50 años, favorecen la producción de uvas de condiciones naturales excepcionales, ideales para elaborar grandes vinos con el carácter propio de este terruño.

Nuestra extensión vinícola es amplia, pero el control exhaustivo que se necesita para el cultivo en agricultura ecológica hace que los viñedos se manejen con mucho mimo y precisión.                                       

Obtener y controlar la calidad de nuestras uvas solo es posible con una producción limitada, inferior a los 5.000 kilos por hectárea, y con un exhaustivo control tecnológico desde el comienzo del ciclo vegetativo hasta la vendimia, apoyados además en la experiencia de más de 3 décadas en la práctica de agricultura ecológica. Esta tecnología es también aplicada durante la elaboración, otorgándonos una gran flexibilidad enológica en función de la variedad de la uva, la finca de origen y las características del fruto.

La Badina

Estos terrenos, con la variedad Sauvignon Blanc, tienen una orientación norte – sur, en la zona más baja del valle, lo que hace que tenga más humedad. Las viñas se plantaron en el 2012 en un suelo fértil, con limos y arcillas. Estas cepas, como el resto de la gama, son ecológicas, se utilizan productos naturales para su cuidado, lo que hace de ellos unos viñedos ecológicos de primera calidad. Estos terrenos son perfectos para esta variedad de uva.

La Pedrera

Esta viña ecológica,  situada en un terreno con una pendiente pronunciada de aluvión con cantos rodados, es ideal para obtener vinos de gran recorrido, como Grandes Reservas y Monovarietales. Se trata de un suelo pobre a consecuencia del lavado al que se somete en las épocas de lluvia. Para corregir esto se utilizan cubiertas vegetales en las calles. Se plantó en el año 1995 con una orientación sur – suroeste y para esta finca se eligió la variedad Graciano ya que conjuga perfectamente con las características del terreno.

Andurriales

Sobre el año 2004 se decidió plantar en este terreno de yesos y cantos rodados en la parte alta y limos y arcillas en la parte baja, de 8 hectáreas, la variedad monovarietal Garnacha Tinta, ecológica. Con su altitud de 450 metros recibe brisas frescas de la Sierra de Urbasa en su proceso de maduración, lo que propicia fantásticos rosados en la parte baja y buenos tintos en la parte alta.

Campiestros

Para seguir apostando por el cultivo ecológico se plantó en el 2014 la variedad Garnacha Blanca ecológica en esta finca. Se trata de un suelo limo- arcilloso con una orientación de norte – sur. Campo de poca producción; este tipo de variedad es de ciclo largo, lo que hace que junto con el terreno obtengamos vinos muy untuosos de graduación elevada.

Cabizgordo

Nos encontramos con un terreno fértil, de limos con cantos rodados de aluvión, en donde se plantó la variedad Tempranillo en el año 1998. Esta viña ecológica nos ofrece muy buenos vinos de uva tinta por el clon empleado, ya que es un terreno poco productivo pero de gran calidad y cuenta con una exposición al sol muy buena gracias a su orientación norte – sur. Viña ideal para los vinos de guarda.

La Plana

A 400 metros del nivel del mar, con una pluviometría media de 450 mm y un clima mediterráneo continental tenemos unas condiciones perfectas para la elaboración de uva ecológica de la variedad Tempranillo. Este terreno es limo- arcilloso y en lo alto tiene yesos y margas. Se plantó en 1985 y tiene una orientación norte-sur.